Innovación, una clave para Los Mejores Lugares para Trabajar®.

Share on facebook
Share on google
Share on twitter
Share on linkedin

Cuando las organizaciones son abiertas a escuchar ya poner en práctica las sugerencias de sus colaboradores, se aseguran en gran manera un crecimiento de negocio.

Por: Lesslie de Davidovich 

Gerente General Regional Great Place to Work® Institute Centroamérica y Caribe

E

n Great Place to Work® Institute esta- mos dedicados a construir un mundo mejor,y la manera cómo lo hacemos es ayudándo a las organizaciones a conver- tirse en mejores lugares de trabajo para TODOS.

Por más de 30 años en nuestros procesos de investigación hemos trabajado con más de 18.000 organizaciones de todos los sectores en más de 60 países, lo que representa a más de 100 millones de colaborado- res encuestados, generando de esta manera una ven- taja competitiva en cuanto a Benchmark de clima y cultura organizacional.

Dentro del  diagnóstico  aplicamos una  encuesta a los colaboradores llamada Trust Index© donde evaluamos cómo el colaborador percibe que la organización sea un excelente lugar para trabajar. Esta encuesta reúne de manera cuantitativa información relevante en cuanto a fortalezas y áreas de oportunidad. Aplicamos también la herramienta Culture Audit© donde analizamos procesos, políticas y prácticas. Existe mucho material de investigaciones con relación a las diferentes generaciones, pero dentro de nuestros estudios hemos identificado un factor común que caracteriza no solamente a la generación X o Y, sino también a la generación Z que ha presentado una tendencia de crecimiento en los dos últimos años. Este factor que está generando una ventaja competitiva en las organizaciones es el siguiente: “Generar espacios de aportación de ideas y sugerencias donde los colaboradores puedan contribuir en el mejora- miento de procesos o simplemente hacer de manera diferente lo que se está haciendo, pero estos espacios deben estar alineados a prácticas que reconozcan o destaquen dichas aportaciones, junto a estos, un nivel en el desarrollo del liderazgo, donde nuestros líderes se vuelvan receptivos mostrando un interés genuino en apoyar ideas o sugerencias, buscando de esta manera incrementar el potencial humano”.

Este aspecto se vuelve clave y lo hemos validado de manera estadística en los dos últimos años de estudio, este año encuestamos en Caribe más de 20.000 colaboradores que representan a más de 30 organizaciones.

Y vemos el siguiente comportamiento, para nosotros cuando una organización tiene una nota de Trust Index© que ronda entre 70 a 80% es catalogada como “Buena”, entre 80 y 90% es “Muy buena” y arriba de 90% es “Excelente”.

Para las organizaciones que tenían resultados “Buenos” (entre 70 y 80), el 71% de sus colaboradores afirman que sus líderes fomentan y responden de manera “genuina” a sus sugerencias e ideas,y el mismo 71% percibe que se reconoce a las personas que intentan nuevas y mejores formas de hacer las cosas independientemente del resultado.

En las organizaciones que tenían resultados “Muy buenos” (entre 80 y 90), el 84% de sus colaboradores perciben el reconocimiento a las ideas y sugerencias y el 83% ese interés genuino de los líderes a la hora de fomentar o responder a sugerencias.

Mientras que en las organizaciones donde los resultados se encuentran en “Excelencia” (90 a 100), el 93% de los colaboradores percibe el reconocimiento y el 91% la fortaleza en liderazgo. Podemos visualizar esta tendencia en el gráfico de barras “Percepción de los colaboradores vs. resultados Trust Index ©”. (Ver gráfico ).

Desde el punto del Culture Audit© en la competencia “Desarrollando” es donde se genera el enfoque en temas de desarrollo profesional y personal y en la competencia “Colaborando” el tema de innovación.

En “Desarrollando”, el promedio en Caribe ha incrementado en los últimos años y al cruzar esta información muchas de estas organizaciones que se encuentran en niveles de “excelencia” han desarrolla- do prácticas enfocadas en perfeccionar cada vez más el liderazgo en sus organizaciones con análisis muy profundos de sus estilos, así como también los perfiles actuales versus el perfil deseado buscan fortalecer tanto el liderazgo generacional como el situacional y conductual a través de diferentes mecanismos.

Esto ha dado un particular enfoque en desarrollar en los líderes competencias para brindar retroalimentación de manera efectiva, fortaleciendo la escucha activa, generando programas de desarrollo para cada nivel de liderazgo de manera particular dentro de la estructura organizacional, con seguimientos personalizados que les han permite identificar el talento potencial no solamente en los líderes actuales si no en todos sus colaboradores,y de esta manera obtener lo mejor de su gente.

En “Colaborando”, en Caribe las organizaciones han logrado desarrollar procesos y prácticas que permiten al colaborador ser parte activa de las decisiones, aportar ideas y sugerencias que estén alineadas a la estrategia del negocio,ya la vez desarrollando sistemas de reconocimientos donde se “premia” o “reconoce” al colaborador por la aportación de estas ideas o sugerencias cuando se obtienen resultados favorables en temas vinculados a la estrategia organizacional.

Las organizaciones que están en los niveles de “excelente” son aquellas que logran desarrollar equipos de alto rendimiento, buscando promover culturas de innovación. Y cuando hablamos de generar culturas de innovación no solamente aplica en el sector de Tecnología de Información, sino en cualquier organización donde el valor central es la aportación de ideas y sugerencias, generando diferentes canales y alineándolos de manera estratégica con el desarrollo y el reconocimiento.

Esto se vuelve un reto cada día para todas las organizaciones que buscan transformar la cultura, pues son cambios que estamos viviendo no solamente por la incorporación de las nuevas generaciones (que bus- can cada vez más que sus ideas sean escuchadas, ser tomados en cuenta), sino también porque como organizaciones estamos en una etapa donde el mundo cambia constantemente a una velocidad en la que sólo las organizaciones que logran mejorar continuamente, adaptarse rápidamente y generar oportunidades de cambio de juego logran generar una ventaja competitiva.

Hoy en día no sabemos lo que vendrá en 3, 5 o 10 años, ni qué organizaciones serán competencia, pero tenemos en este momento la oportunidad de desarrollar los espacios donde aprovechemos no solamente las ideas grandes, si no también las ideas pequeñas, las de las personas que están de cara al cliente, o de las que están en el back office, porque todos tenemos algo que aportar y mucho potencial, siempre y cuando los entornos sean apropiados. Así como los mejores climas producen los mejores resultados en la naturaleza, los mejores climas producen mejores resultados en los negocios.

Porque de eso se trata ser un buen lugar para trabajar para TODOS, sin importar quién sea o lo que haga la persona dentro de la organización, ser uno de Los Mejores Lugares para Trabajar® nos ayuda a hacer mejores personas, hacemos mejores negocios y al final del día hacemos un mejor mundo para TODOS.

Contenidos Relacionados

Entérate de todas nuestras novedades

Síguenos en nuestro LinkedIn