GPTW®: Un líder que guíe es lo que necesitamos.

Share on facebook
Share on google
Share on twitter
Share on linkedin
GPTW®: Un líder que guíe es lo que necesitamos.

Cada ser humano está en búsqueda de crecimiento, es deber de los líderes promocionarlo e impulsarlo. ¿Qué tipo de liderazgo buscan Los Mejores Lugares para Trabajar®?

Por Gabriela Monterrosa,
Asociada Investigación de Prácticas. Great Place to Work® institute Centroamérica & Caribe.

En la vida muchas enseñanzas contribuyen con la formación de cada persona. Formación no solo del tipo educativo sino civil, moral y laboral. Constantemente se aprenden cosas nuevas, las cuales vienen de las experiencias vividas, de la educación formal, de casa, de los errores y de los líderes que van explorando las fortalezas y debilidades de cada uno.

Es donde en este momento, las generaciones piden un verdadero liderazgo, que los acompañe en su crecimiento y que puedan aportar más ideas para crear un mundo mejor. Desde la visión de Great Place to Work®, buscamos crear un mundo mejor, a través de mejores negocios y personas. Para poder explotar el potencial de las personas y que estas tengan un mayor aporte para el crecimiento es necesario que las organizaciones estén en constante renovación y formación de líderes.

¿Que tipo de líderes forman los mejores lugares para trabajar®?

Iniciamos con la conceptualización de un líder, para definir realmente qué encierra esta palabra.
Son muchas las definiciones que podríamos encontrar, pero lo que nosotros buscamos dentro
de las organizaciones es aquella persona que sepa guiar tanto con directrices como con su ejemplo.

Un líder real tiene la capacidad de influir para que todos los colaboradores estén bajo la misma óptica, logrando las metas de la organización y contribuyendo como equipo para la obtención de buenos resultados. Parte de ser un buen líder viene de la retroalimentación, porque es a partir de esta cuando se inicia el verdadero aprendizaje.

Como seres humanos, día a día aprendemos. Desde el momento en que llegamos al mundo, iniciamos aprendiendo a caminar, a escuchar, a hablar, a comer, a pedir a nuestra manera lo que necesitamos.
Aprendemos lo bueno y lo no tan bueno de nuestro entorno, guiados por nuestros padres quienes en esas etapas nos enseñaron como mejorar lo que estábamos haciendo.
Llegamos a la escuela y seguimos aprendiendo, los maestros se convierten en una guía. Y el aprendizaje no para ya que seguimos formándonos en una profesión u oficio para iniciar nuestra carrera laboral. Dicha formación profesional es la que nos permitirá algún día llegar a ser a ser jefes, gerentes o supervisores y es ahí donde inicia nuestro verdadero reto: guiar a los demás para crecer.

¿Están los líderes retroalimentando a sus equipos?

Parte importante de esa guía, como mencionamos anteriormente es la retroalimentación.
Existen organizaciones que capacitan a sus líderes para poder retroalimentar, pero ¿Realmente todos estamos dispuestos a hacerlo?
Muchos líderes justifican su omisión en este tema porque “no tienen tiempo”, “no saben
cómo hacerlo”, “no encuentran las palabras” o simplemente dejan pasar el momento y el colaborador no recibió la guía que necesitaba. Se habla en las organizaciones de una “cultura de puertas abiertas” pero ¿Cuántos líderes en las empresas realmente lo ponen en práctica?
De las 26 organizaciones que hoy componen la lista de Los Mejores Lugares para Trabajar® en Caribe el 50% de colaboradores han sido retroalimentados más de dos veces en el último
año, el 16% al menos dos veces en el último año, 21% una vez al año y 13% ninguna vez durante el último año.

iStock-914576586(800x600)



Este dato nos demuestra que aún estamos trabajando como organizaciones en este tema, que se ha vuelto de vital importancia para gestionar los grupos de trabajo.
Hay un porcentaje considerable de colaboradores que no ha recibido como práctica la retroalimentación; tenemos a un 87% de colaboradores que les han dicho como pueden mejorar su trabajo, y en el top 10 de Caribe el 90% de colaboradores han recibido esta retroalimentación.
Este dato es sumamente importante y la clave es transmitirles el mensaje de “cómo pueden mejorar su trabajo”, porque no solamente se trata de retroalimentar en lo que no está bien, si
no de comunicar como podemos mejorarlo.

No se trata solamente de enfocarse en lo que está “desatendido” por así decirlo, si no de reconocer lo que hemos hecho y de destacar lo que podemos fortalecer. Es este tipo de retroalimentación completa la que enriquece la formación de los colaboradores y los empuja a mejorar, conociendo como deberían de hacer el trabajo y como dar su aporte a los objetivos de la organización, fortaleciendo el sentido de pertenencia a la misma.

En este sentido de las 26 organizaciones que componen hoy la lista, el 91% de colaboradores
entiende de que manera su trabajo contribuye a los logros de la organización mientras que
para el top 10, el 95% lo percibe.

iStock-1037401190(800x600)

Cuando el Colaborador se siente protagonista.

La empresa Mercado Libre es relativamente joven y cuenta con más de 6.000 colaboradores en Argentina, Brasil, Chile, Colombia, México y Uruguay. Fue la posición número 7 en la lista de Los 25 Mejores Lugares para Trabajar® en el mundo 2018. Y desde su fundación en 1999 por Marcos Galperin en Buenos Aires Argentina, el objetivo clave fue: “La gente siempre primero”.

“Generamos un entorno en el que cada uno es protagonista de su desarrollo, asume desafíos y toma riesgos para alcanzar resultados extraordinarios. MELI (Mercado Libre) es mucho más que un trabajo, es experimentar la fabulosa adrenalina de emprender, superarse y sentir orgullo por el impacto que generamos. Nos inspiran las más de 580.000 familias que viven a través del ingreso que generan en nuestra plataforma”, destaca Sebastián Fernández Silva, Vicepresidente Senior de Personas en Mercado Libre.

Cuando el colaborador se siente protagonista y orgulloso del impacto que genera su organización, se crea en él un alto sentido de pertenencia. Y es este sentido de pertenencia el que ayuda a generar mejores resultados de negocio, disminuyendo porcentajes de ausentismo, rotación voluntaria, desperdicios, etc.

Pero el sentirse protagonista no solo genera cambios en estos temas, si no que cuando el colaborador también comprende la aportación que tiene su trabajo en la sociedad, su orgullo por la empresa crece, ya que reconoce el impacto positivo que está teniendo dentro de la organización.
Para que el colaborador sienta ese confort y seguridad de que está realizando bien las cosas, se vuelve requisito la verdadera retroalimentación, donde se valora lo bueno, lo malo y lo que hay que hacer para mejorar sus tareas.

Líderes que crean espacios genuinos de conversación.

A partir de la retroalimentación, el líder será capaz de sacar mayor provecho a su equipo de trabajo, porque se convierte en la oportunidad perfecta para “hablar” y “escuchar”, creando espacios genuinos de conversación y sesiones efectivas.

Un verdadero líder no solamente dicta lineamientos y habla, un líder guía con sus palabras y escucha, brinda el espacio para que su colaborador aporte ideas y juntos como equipo se idean planes de mejora. Escuchar y hablar se convierten en las herramientas con impacto efectivo para el rendimiento de los colaboradores.

Cuando una persona se convierte en la protagonista de su desarrollo, es más consciente de
lo que necesita mejorar y lo pone en práctica con entusiasmo. Los Mejores Lugares para Trabajar® deben por ello destacar en un clima con alto nivel de confianza,porque lo que los hace ser excelentes lugares no son los beneficios ni prestaciones, es ese vínculo fortalecido de confianza entre los líderes y sus colaboradores.

Contenidos Relacionados

Entérate de todas nuestras novedades

Síguenos en nuestro LinkedIn